MULTIPIPE

Cabezales termostáticos, para regular la temperatura de cada ambiente

Cabezales termostáticos, para regular la temperatura de cada ambiente

 

Usualmente los sistemas de calefacción por radiadores trabajan de acuerdo a las temperaturas programadas en un termostato de ambiente, instalado en un lugar representativo de la vivienda.

Sin embargo, es necesario que el usuario pueda decidir la temperatura óptima de las habitaciones en las que habitualmente vive o trabaja, logrando mayor confort y ahorro energético. Para esto, se necesita disponer de un sistema de regulación de la temperatura que evalúe la mejor potencialidad del sistema, aprovechando los aportes energéticos gratuitos.

Durante el día, en el interior de cada habitación se producen variaciones de las cargas térmicas en función de diversos factores tales como: variación imprevista de la temperatura externa, aportes internos de energía debido a la presencia de personas o equipos eléctricos, radiación solar a través de ventanas, etc.

En estos casos, un elemento automático de regulación como el cabezal termostático, impide el exceso de temperatura en el ambiente donde está instalado, sin afectar el normal suministro de calor del resto de las habitaciones de la casa.

El cabezal se instala en la válvula del radiador. El principio de funcionamiento es muy simple: el cambio de la temperatura del ambiente provoca una variación de volumen del líquido contenido en el sensor del cabezal termostático. Esta variación de volumen causa el desplazamiento del mecanismo interno provocando el cierre o apertura de la válvula, con la consiguiente modulación del caudal de agua que entra en el radiador. Cuando en la zona está aumentando la temperatura deseada, el cabezal va cerrando progresivamente la válvula, dejando pasar la cantidad de agua mínima para mantener constante la temperatura del ambiente, con el consecuente ahorro de energía.

El cabezal termostático permite regular la temperatura con una precisión muy elevada, consiguiendo obtener diferentes temperaturas en cada una de las zonas. Por ejemplo, podemos tener 20°C en el comedor, 16°C en el dormitorio, 19°C en la cocina, 22°C en el baño, etc.

Dentro de los sistemas de regulación aplicables, el cabezal termostático es el instrumento más fiable, simple de instalar y de utilizar.

 

Para solicitar cotización: info@multipipe.net

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response

You must be logged in to post a comment.